Propiedades físicas

Descubrí que olía a barro en la fuente del pueblo o que se mostraba transparente cuando estaba tranquila, pero en realidad era marrón si corría desbocada. O azul en el cuadro del mar que teníamos en casa. Mentirosa, pesa mucho más de un kilo por litro y se vuelve salada cuando recuerdas a tu hermano cada aniversario de la riada.

(Relato para #UnMarDeHistorias de Zenda)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s