Teoría de la relatividad

Los cien metros que Jesse Owens recorrió en poco más de diez segundos en Berlín, o los ciento setenta y tres centímetros que medía Adolf Hitler, todo ello es relativo, hijo. Y humano. Desde aquel primer paso en una cueva hace miles de años hasta una detonación en el aire, a seiscientos metros sobre Hiroshima. Y sé que ahora unos kilómetros pueden parecer infinitos a tus ojos, pero son ridículos si se comparan en longitud con la Gran Muralla China. Por eso, mañana, cuando la contemplemos desde el otro lado, esta misma valla te parecerá más corta, y baja. Seguro.

 

(Relato finalista del concurso Wonderland de RNE).

Anuncios

2 comentarios en “Teoría de la relatividad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s