Borrador

Tiene la historia acorralada. Tras un comienzo in media res ha engarzado ingeniosos diálogos chico-conoce-a-chica hasta llegar al último párrafo: el sol se pone sobre un descampado por el que los protagonistas pasean con el viento ondeando el vestido de Patricia, y Rafa amaga con besarla. Pero ahora el autor no sabe qué camino tomar, se retuerce en su silla, se estira, mientras Patricia espera instrucciones y su vestido sigue oscilando por inercia narrativa. Y llegados a este punto, al tan temido bloqueo creativo, los tres saben que el desenlace ya está escrito; que el texto acabará en la papelera.

 

(Relato finalista del concurso Wonderland de RNE).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s