Erasmus

Cuando se prendieron las cortinas de la cocina y la alarma de la residencia comenzó a sonar, los estudiantes salieron a la noche blanca y continuaron la fiesta en el punto de encuentro, riendo con diferentes acentos. Los bomberos les permitieron volver a entrar minutos más tarde pero dos de ellos se quedaron algo rezagados del grupo.

Aquella fue la única forma que se le ocurrió para sacarla de su habitación, le confesó Carlos a Julie bajo las sábanas, cuando la nieve ya se había derretido en Helsinki. Y desde entonces siguen celebrando juntos aquel tres de febrero; los años pares toca Santander y los impares, Amberes.

 

When the curtains of the kitchen caught fire and the alarm of the hall was activated, the students went out to the white night and continued the party in the meeting point, laughing with different accents. The firemen allowed them to enter again some minutes later but two of them remained slightly distanced from the group.

Some months later, when the snow disappeared in Helsinki, Carlos confessed to Julie under the sheets that it was the only way he had to take her out of the room. And since then, they continue celebrating that 3rd February together; the even-numbered years in Santander and the odd-numbered ones, in Antwerp.

 

(Relato presentado al concurso Relatos en Cadena de la Cadena Ser, semana 5).

Anuncios

Un comentario en “Erasmus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s